Procrastinación

La Procrastinación

La procrastinación se refiere al aplazamiento voluntario de una tarea desagradable hasta más tarde con el conocimiento de que ello nos va a perjudicar.  Algunos afirman que los indecisos tienden a trabajar mejor bajo presión, y tal vez necesitan tener un plazo para comenzar.

Los costos de la procrastinación son a menudo considerables. La evidencia sugiere que la costumbre de dejar las cosas para el último momento afecta al rendimiento, disminuye la calidad del trabajo y reduce el bienestar. Por ejemplo, los estudiantes que habitualmente posponen las cosas constantemente obtienen calificaciones más bajas.

A pesar de que el procrastinador conoce este perjuicio, mantiene su conducta, ¿por qué?  A continuación exponemos 5 causas:

 

1.    La procrastinación es una plaga de hoy en día

 

La falta de dirección y estructura en el lugar de trabajo puede contribuir al aumento de la procrastinación. Satisfacer impulsos como comprobar el Facebook, es muy fácil y va en perjuicio de desarrollar la actividad laboral. Una solución consistiría en diseñar un entorno en el que la actividad que nos entretiene sea difícil de realizar. Por ejemplo, si tiendes a comprobar tu correo electrónico / Facebook con demasiada frecuencia, haz que sea difícil conectarse a Internet.

 

2.    Tareas desagradables.  

 

Los predictores más importantes de la procrastinación son las características de la tarea, que sea desagradable, aburrida y sin interés (por ejemplo, limpiar la casa, arreglar el armario, ir a comprar). ¿Cómo se pueden completar estas tareas desagradables? Una buena estrategia sería la de divide y vencerás. Es decir, cambiar el enfoque del objetivo último a una serie de tareas intermedias factibles. Otra estrategia consiste en formar un si-entonces, es decir “si arreglo el armario ésta tarde, entonces podré ver mi película favorita por la noche”.

 

3.    Calendario

 

Otro factor importante es el tiempo de la recompensa y el castigo – el punto de elección y las consecuencias asociadas están separados en el tiempo. Esta brecha temporal produce un conflicto interno entre el futuro y los intereses presentes. La procrastinación se produce cuando los esfuerzos actuales son muy notables en comparación con las recompensas o castigos futuros. Esto conlleva a las personas posponer tareas hasta mañana sin anticipar que cuando llegue el mañana, la acción requerida se retrasará una vez más.

Por ejemplo, un fumador que quiere dejar de fumar puede pasar muchos años dilatando el momento de ese último cigarrillo. La solución es encontrar una manera de crear metas que se vean como una recompensa a corto plazo. Por ejemplo, el doloroso momento de entrar en una piscina fría puede dominar los beneficios de la natación, pero si asociamos esta actividad al efecto sobre el estado de ánimo positivo de realizar ejercicio, estaremos creando una recompensa a corto plazo.

 

4.    Ansiedad

 

La evasión es una forma conocida de hacer frente a la ansiedad. Hay personas que posponen empezar una actividad a causa del miedo al fracaso. La evidencia indica que la procrastinación se asocia con altos niveles de estrés. Para aliviar el estrés, los indecisos cambian su enfoque lejos de la futuro hacia recompensas más inmediatas pero no prioritarias, por lo que se encuentran con perjuicios que retroalimentan la ansiedad. Encontrar maneras de reducir el estrés puede fortalecer la capacidad de un individuo para reducir la procrastinación.

 

5.    Auto confianza.

En medio de las dificultades, las personas con baja confianza en sí mismas desarrollan fácilmente dudas sobre su capacidad para llevar a cabo la tarea en cuestión, mientras que aquellos con alta confianza son más propensos a continuar sus esfuerzos para dominar una tarea cuando surgen dificultades. La baja autoestima hace que las personas eviten actividades y pierden oportunidades para adquirir conocimientos y habilidades. Por ejemplo, un estudiante con baja confianza para las matemáticas puede evitar la inscripción en los cursos de matemáticas. La decisión de no inscribirse, le priva de desarrollar esas habilidades. Por el contrario, el logro de metas puede aumentar la sensación de confianza en sí mismo, por lo que cada vez intentaremos alcanzar logros más difíciles de conseguir.

http://terapiaexpres.es/

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *